Cómo perjudica a América Latina la elogiada agricultura verde de Europa

Escrito por el 9 mayo, 2019


«Europa está importando gran cantidad de materias primas que están vinculadas con la deforestación», dice Laura Kehoe, investigadora de la Universidad de Oxford.

La lista de preocupaciones de Europa respecto a su agricultura es larga pero a menudo se limita a lo que sucede dentro de sus propias fronteras.

Abarca productos orgánicos, prácticas sostenibles, conservación de la diversidad biológica y cuidado de la tierra, además de control de los químicos utilizados en los cultivos.

Pero mientras el Viejo Continente lucha por dar una respuesta política a sus ciudadanos que demandan medidas más contundentes para combatir el cambio climático, los científicos alertan de que su política agraria es dañina para los ecosistemas de Latinoamérica.

«Europa intenta dar la impresión de que su agricultura es verde y sostenible, pero si tenemos en cuenta el conjunto del sistema, es decir, la cadena de producción, no es así», dice Laura Kehoe, investigadora de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.


Una imagen área de la Amazonía muestra como los terrenos dedicados a la agricultura o a la ganadería están ganando terreno, mientras los bosques desaparecen.

Kehoe ha sido la promotora de la iniciativa que llevó hace tan solo una semanas a que 604 científicos de distintas organizaciones europeas firmaran una carta pidiendo a la UE que repiense su tratado comercial con Brasil.

El bloque comunitario se encuentra actualmente negociando con el país sudamericano, como parte de las negociaciones con el Mercosur.

Materias primas

Cuando la científica habla de la cadena de producción se refiere al origen de los productos.

«La gente olvida lo que no ve. Ahora mismo, Europa está importando gran cantidad de materias primas que están vinculadas con la deforestación», dice en referencia también a la minería.

Según los datos de la organización no gubernamental brasileña Imazon, por ejemplo, la deforestación en la Amazonía ha aumentado un 54% en enero de 2019 frente al mismo mes de 2018.

Y la mayor producción de soja, el principal alimento de la ganadería europea por su alto contenido en proteína, es una de las principales razones de este fenómeno.

Según datos de la Comisión Europea, la UE importa unos 14 millones de toneladas de granos de soja al año con los que fabrica el pienso para sus animales.

En contraste, el número de cultivos de legumbres para alimentar al ganado se ha reducido de forma notable a lo largo de los últimos veinte años.

Esto, explica un informe de la organización Amigos de la Tierra, se explica en buena medida por su escaso rendimiento, bajos incentivos económicos y la importación libre de aranceles de otros cultivos desde el extranjero.

Pero la disminución también ha coincidido con el dramático aumento de la cantidad de tierras agrícolas de la UE dedicadas a la agricultura orgánica.

Según datos de la Comisión Europea la cantidad total de tierras agrícolas de la UE dedicadas a productos orgánicos entre 2010 y 2017 fue del 7%, lo que representa un aumento del 70% en ese periodo con respecto a 2009.


Current track
TITLE
ARTIST

Background