El atasco por las obras de la Pechina obliga a regular los semáforos y a poner más señales

Escrito por el 4 julio, 2018

La densidad de coches aumenta en Peset Aleixandre, Primado Reig y la Ronda Norte por los desvíos en la marginal del cauce


En apenas 24 horas, la situación del tráfico en la ciudad de Valencia ha dado un importante giro. El monumental atasco registrado el lunes, con motivo de las obras que está acometiendo el Ciclo Integral del Agua en la marginal derecha del viejo cauce del Turia, en un tramo entre el paseo de la Pechina y Blanquerías, dio ayer paso a estampas totalmente distintas. La congestión de vehículos del lunes, con colas que llegaban hasta la avenida de las Cortes Valencianas y el acceso a Valencia por la CV-35 obligaron ayer al Ayuntamiento a reaccionar. Regulación semafórica, refuerzo de las señales informativas y cambios en una parada de la EMT son algunas de las decisiones que propiciaron el cambio. Sin embargo, la clave estuvo en los propios conductores que, en su mayoría, evitaron la zona más conflictiva y apostaron por rutas alternativas, como puso de manifiesto el aumento del tráfico en otras zonas de la ciudad.

Así, según concretaron ayer desde el Centro de Gestión del Tráfico de Valencia a LAS PROVINCIAS, durante buena parte del día se detectó un incremento del tráfico en avenidas como Primado Reig y Peset Aleixandre, así como en la Ronda Norte, viales alternativos y prácticamente paralelos al paseo de la Pechina (donde también estaban cerrados dos pasos inferiores). Al menos en las dos primeras avenidas, explicaron que se acometió una regulación semafórica para mantener más tiempo en verde los luminosos y así hacer más fluido el tránsito, algo que, según indicaron, hacía tiempo que no sucedía. En esta línea, conductores apuntaron también que algunos semáforos de Cortes Valencianas, por ejemplo, el que hay ubicado a la altura del Palacio de Congresos, estaba más tiempo en rojo de lo habitual.

Asimismo, la estampa del propio paseo de la Pechina era totalmente distinta del lunes a ayer. El atasco dio paso a una calle bastante despejada en algunos tramos en apenas un día por dos motivos principales. Por un lado, buena parte de los conductores que realizan ese recorrido de forma habitual y el lunes se vieron inmersos en las retenciones, ayer optaron por buscar alternativas, de ahí el aumento del tráfico en Peset Aleixandre, Primado Reig y la Ronda Norte, por ejemplo. Por otro, ayer eran mucho más visibles y numerosas las señales de tráfico que indicaban que la circulación por el citado paseo de la Pechina, especialmente en el tramo entre Pérez Galdós y Guillem de Castro, era exclusiva para residentes y el transporte público. De esta forma, y aunque los agentes de la Policía Local no hacían un filtro de los conductores -eso sí habría generado serias retenciones de nuevo-, los vehículos, al ver las señales de prohibición (en los cruces con Pérez Galdós, Fernando el Católico y Guillem de Castro, entre otros), optaban por no aventurarse en el citado paseo.

La parada de la EMT de las Torres de Serranos se adelanta unos metros para no crear un embudo

Por otra parte, otra medida fue adelantar unos metros la parada de la EMT ubicada a la altura de las Torres de Serranos hacia la calle Salvador para evitar que, al parar los autobuses, generaran un embudo en esa zona en la que el tráfico de Blanquerías confluye con los vehículos que acceden desde el Pont de Fusta.


Current track
TITLE
ARTIST

Background