Pedro Sánchez, presidente del Gobierno tras ganar la moción de censura a Rajoy

Escrito por el 1 junio, 2018

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ha sido investido hoy presidente del Gobierno al lograr que prospere en el Congreso de los Diputados la moción de censura presentada por su partido contra Mariano Rajoy. El líder socialista ha conseguido reunir los apoyos de los diputados de su grupo parlamentario, Unidos Podemos, ERC, PNV, PDeCat, Compromís, Bildu y Nueva Canarias para descabalgar al Ejecutivo del PP, ocho días después de que el partido fuera condenado por la trama Gürtel.

Sánchez se ha comprometido a respetar los Presupuestos Generales del Estado de Rajoy y a abrir un proceso de diálogo con los secesionistas catalanes (en el marco de la Constitución y el Estatuto). Asimismo, se ha mostrado dispuesto a convocar elecciones, aunque no ha precisado la fecha. Rajoy, por su lado, aprovechó esta mañana su última intervención como presidente del Gobierno para desear, visiblemente emocionado, lo mejor a Sánchez en su nueva andadura.

Rajoy ha dicho que acepta como demócrata el resultado de la moción, pero que no puede aceptar “lo que se ha hecho”. Ha considerado un honor haber presidido el Gobierno y también dejar una España mejor que la que encontró. “Ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo. Gracias a todos y a mi partido. Y a todos los españoles por su comprensión y apoyo. Y gracias a ustedes por el bien de España”, ha expresado antes de que se suspendiera la sesión para proceder a la votación. En la última réplica de Sánchez al portavoz del PP, Rafael Hernando, el candidato ha dicho que cuenta con su respeto “como expresidente de España.”

El secretario general del PSOE es el primer vencedor de una moción de censura en la historia de España y también el primer presidente del Gobierno que llega a La Moncloa sin ser diputado. Por eso no ha podido votar su propia candidatura, aunque sí asistir al debate desde un escaño el Hemiciclo. Lo ha conseguido pese al voto en contra del PP, Ciudadanos y de los diputados de Foro Asturias y UPN, así como la abstención de Coalición Canaria.

Sánchez ha logrado echar a Rajoy de La Moncloa tras lograr en el Congreso una coalición de circunstancias entre Podemos, los independentistas catalanes y vascos (ERC, PdeCAT y Bildu), los nacionalistas vascos (PNV), Compromís y Nueva Canarias.

Una vez aprobada la moción, la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, comunicará hoy el resultado al Rey, y el Gobierno deberá presentar su dimisión al Monarca, según establece el artículo 114.2 de la Constitución. A continuación, el Rey sancionará la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno y se publicará su nombramiento en el BOE. La toma de posesión ante Felipe VI podría producirse mañana sábado.

Culmina así una semana en la que la suerte de la moción de censura estuvo en el aire hasta el último momento y que llegaba marcada por la sentencia del caso central de Gürtel, conocida el jueves de la semana pasada, en la que se condenó al PP a pagar más de 245.000 euros como “partícipe a título lucrativo” de la trama, se considera probado que hubo una caja B en el partido desde 1989 y se impone una pena de 33 años de prisión al extesorero Luis Bárcenas. Además, el texto de la Audiencia Nacional cuestiona la credibilidad del testimonio de Rajoy como testigo del caso.

La defensa cerrada de su honradez por parte de Rajoy y la insistencia del PP en asegurar que el partido no había sido condenado no han logrado retener el apoyo del PNV, el partido con el que Rajoy sacó adelante sus Presupuestos hace apenas diez días. Los nacionalistas vascos daban ayer la espalda al presidente del Gobierno y anunciaban el voto a favor de sus cinco diputados a la moción de censura.

Durante el debate, y en ausencia de Rajoy del Congreso, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, coincidieron en la necesidad de colaborar en esta nueva etapa que se abre tras las salida del líder del PP de La Moncloa para que “la izquierda pueda ganar las próximas elecciones”.

Durante el cara a cara protagonizado por ambos en el debate de la moción de censura, Iglesias ha pedido a Sánchez que forme un gobierno de coalición con su partido, algo a lo que el líder del PSOE no ha contestado expresamente, aunque ha mostrado su deseo de que esa colaboración mutua pueda darse no solo durante los “próximos meses”, sino también en los “próximos años”. El que aún era candidato el jueves eludió comprometerse y dejó claro que no ha negociado previamente nada con Iglesias, pero no cerró la puerta: “Es un buen comienzo para que podamos entendernos”, dijo.

Sánchez ha completado en un año un recorrido sorprendente: en mayo del año pasado recuperó el liderazgo del PSOE tras ganar unas primarias y meses después de verse defenestrado por una disputa interna. Ahora se dispone a presidir el Gobierno sin haber ganado las elecciones, sin ser diputado y con el exiguo apoyo de sus 84 escaños.


Current track
TITLE
ARTIST

Background