Violencia en Río de Janeiro: la muerte de una niña de 8 años en una favela que reabrió el debate sobre el uso de la fuerza policial en Brasil

Escrito por el 23 septiembre, 2019

Ágatha Vitória Sales Félix, de 8 años, estaba en una furgoneta con su madre cuando recibió un disparo en la espalda .

Decenas de personas salieron a protestar este fin de semana en Rio de Janeiro, Brasil, tras la muerte de una niña de 8 años, presuntamente a manos de la policía.

Ágatha Vitória Sales Félix estaba con su madre en una furgoneta cuando recibió un disparo en la espalda el pasado viernes,

El suceso ocurrió en los alrededores de Alemão, una de las favelas más grandes de la ciudad.

Residentes de la zona dicen que el objetivo de los agentes de policía era un motociclista, mientras que la policía alega que actuó en respuesta a un ataque.

Desde enero hasta agosto de este año, 1.249 personas han muerto en este tipo de operativos en Río de Janeiro.

Ágatha es la quinta menor de edad que muere como resultado de operativos en los que está involucrada la policía.

Los críticos dicen que el enfoque de línea dura del gobernador del estado, Wilson Witzel -quien ocupó su cargo en enero- está detrás del creciente número de víctimas en las zonas más pobres de la ciudad, las favelas, muchas de las cuales están bajo control de poderosos grupos de narcos.

«Dejen de matarnos», pidieron los manifestantes que salieron a la calle para protestar por la muerte de Ágatha.

Qué ocurrió

Ágatha volvía a casa con su madre el viernes por la noche cuando fue alcanzada por una bala perdida. La menor fue trasladada al hospital, pero murió.

En un comunicado, la policía declaró que los agentes actuaron en respuesta a un ataque de un grupo de criminales que derivó en un enfrentamiento armado.

Pero la familia de Ágatha contradice este relato y afirma que los agentes dispararon contra un motociclista que pasaba por allí y que no hubo ningún tiroteo.

«Un chico vino en una motocicleta y la policía le dijo que parara. No lo hizo y se marchó, estaba desarmado, y la policía le disparó. No hubo ninguna confrontación, el único disparo fue el de la policía», le dijo a medios locales el tío de la niña, Elías.

Su abuelo Ailton Félix añadió: «Ellos [las autoridades] dirán que una niña murió en una confrontación. ¿Qué confrontación? ¿Estaba mi nieta por casualidad armada para ser disparada?».

Medios locales informan que las autoridades extrajeron el proyectil del cuerpo de la niña y que hay una investigación en marcha.

El gobernador Witzel prometió combatir la violencia con violencia, una política que ya se intentó en el pasado y que ha fracasado ampliamente a la hora de lograr cualquier resultado duradero.

Conforme mueren más y más personas, Witzel insiste en que está en el camino correcto y, fuera de los distritos más pobres, muchos lo ven como el precio a pagar en un esfuerzo por reducir el crimen.

En las favelas, obviamente, la historia es otra. Cuando visité Alemão para cubrir otra muerte que se le achacó a la policía, los residentes fueron casi unánimes al contarme cómo ven a agentes que disparan a la mínima ocasión.

La cara sonriente de Ágatha es portada en muchos periódicos de Río. Pero, como dijo su abuelo, probablemente será una estadística más. E incluso peor. las posibilidades de que la familia reciba justicia son casi nulas.

Presentational grey line

Este sábado, decenas de residentes se manifestaron, algunos con pancartas que decían: «Las vidas en las favelas importan» y «Dejen de matarnos». También hubo protestas este domingo horas antes del entierro de Ágatha.

Artistas, activistas, políticos y usuarios de redes sociales condenaron las políticas del gobernador.

Witzel no ha hecho comentarios sobre el caso de Ágatha, pero desde su oficina dijeron que «lamentan profundamente» su muerte.


Canción actual

Title

Artist

Background